Profecía sobre Jesucristo, en el antiguo testamento Isaías 53

“¿ Quién va a creer lo que hemos oído? ¿A quién ha revelado el Señor su poder? El Señor quiso que su siervo creciera como planta tierna que hunde sus raíces en la tierra seca. No tenía belleza ni esplendor, su aspecto no tenía nada atrayente; los hombres lo despreciaban y lo rechazaban. Era unSigue leyendo «Profecía sobre Jesucristo, en el antiguo testamento Isaías 53»

La Gracia y Amistad de Dios

La Gracia y Amistad con Dios La gracia de Dios, su amistad, su poderosa ayuda, es maestra de verdad, enseña los mejores modos para vivir santamente; es la luz que ilumina el alma y es el consuelo en las angustias; la gracia aleja la tristeza, disminuye los vanos temores, aumenta la devoción y produce lágrimasSigue leyendo «La Gracia y Amistad de Dios»

La Gracia y Amistad con Dios

La Gracia y Amistad con Dios ¡Oh Señor, cuánta necesidad tengo de tu gracia, de tu ayuda, para animarme a comenzar las buenas obras y ser capaz de continuarlas y terminarlas debidamente! Nada puedo hacer sin tu gracia, sin tu ayuda. Pero con tu Gracia y favor todo lo puedo, «Sin mí nada podéis hacer»,Sigue leyendo «La Gracia y Amistad con Dios»

Corrupción de la Naturaleza y poder de la Gracia Divina

Señor y Dios mio, que me creaste a tu imagen y semejanza, concédeme esta gracia o ayuda y amistad tuya, que me has explicado ser tan grande y tan necesaria para mi eterna salvación. Que tu gracia me ayude a dominar mi naturaleza corrompida, que me arrastra al pecado y me lleva al peligro deSigue leyendo «Corrupción de la Naturaleza y poder de la Gracia Divina»

Jesús, ¿un loco?

En realidad Jesucristo sí estaba loco. Era un esquizofrénico. De hecho, son varios los pasajes del Evangelio donde puede comprobarse el carácter disociado y contradictorio de su personalidad. Así, por ejemplo, hay pasajes donde aparece extremadamente manso (Lucas 19: 41, Lucas 22: 47- 54), y otros en que aparece extremadamente colérico (Juan 2: 13- 17,Sigue leyendo «Jesús, ¿un loco?»

Hijos de Dios

Tal es la manera primordial y sobreeminente con que Jesucristo es nuestro ejemplar; en la encarnación es constituido, por derecho, Hijo de Dios; nosotros debemos llegar a serlo por la participación de la gracia que sale de El, y que, deificando la substancia de nuestra alma, nos constituye en el estado de hijos de Dios.Sigue leyendo «Hijos de Dios»

Sol de justicia

12:32 Y yo cuando sea elevado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.»San Juan #consagración #transubstanciación #corderodedios #santosacrificio #santosacramento #jesucristo #calvario #sacerdote #santosacrificiodelamisa #eucaristía #elevación #adorientem #alabanza #espirítusanto #dios #santisimatrinidad #alterchristus #cristianos #católicos

«Per ipsum, et cum ipso, et in ipso, est tibi Deo Patri omnipotenti, in unitate Spiritus Sancti, omnis honor et gloria»

La glorificación de la Trinidad Beatísima es el fin absoluto de la creación del mundo y de la redención y santificación del género humano. Pero en la economía actual de la Providencia y de la gracia, esa glorificación no se realiza sino por Jesucristo, con Jesucristo y en El. De manera que todo lo queSigue leyendo ««Per ipsum, et cum ipso, et in ipso, est tibi Deo Patri omnipotenti, in unitate Spiritus Sancti, omnis honor et gloria»»

¿Cuál es tu pretexto para no arrodillarte ante tu Dios?

¿Cuál es tu pretexto para no arrodillarte ante tu Dios?#pretextos #comunión #derodillas #santisimosacramento #vidaeterna #cuerpodecristo #cuerpoysangredecristo #elquecomamicuerpoybebamisangretendravidaeterna #eccehomo #corderodedios #comunionenlaboca #primercomunión #diosenlatierra #milagroeucarístico #jesucristo #cristiano #santosacramento #santosacrificio #misa #católico

Cristo omnipresente

Si la humanidad de Cristo no está presente físicamente en todas partes, el Verbo divino, al que está hipostáticamente unida, sí lo está. Y no hay inconveniente en que el Verbo utilice en todas partes la virtud instrumental de su humanidad santísima para la producción de la gracia en nuestras almas. Para ello es suficienteSigue leyendo «Cristo omnipresente»