Y los laicos, ¿que debemos hacer?



¿Y cómo pueden los laicos ayudar a la Iglesia en estos tiempos de confusión?

1. Mediante la oración personal intensa, perseverante, y confiada y unidos en una cruzada de oración de gran alcance, implorando el fin de la crisis en la Iglesia y una intervención divina. 2. Mediante el estudio diligente y celoso de las verdades católicas enseñadas en catecismos católicos aprobados, especialmente el Catecismo del Concilio de Trento y el Catecismo de Baltimore, que son más seguros y claros en su contenido. 3. Profesando y divulgando personalmente esas verdades que, hoy día, son mayormente negadas o distorsionadas. Internet proporciona medios técnicos muy útiles. 4. Mediante conferencias y simposios teológicos, pastorales, y litúrgicos en los que las verdades claras y perennes de la Iglesia Católica sean difundidas, explicadas, y defendidas. 5. Mediante manifestaciones públicas, como marchas, procesiones, y peregrinaciones, con el fin de manifestar y proclamar la integridad y la belleza de la fe católica.
Mediante actos de reparación y expiación por los pecados contra la fe católica y por los pecados contra los mandamientos divinos, especialmente de los siguientes pecados: a. Contra el primer mandamiento (“ No tendrás otros dioses frente a mi”), por el relativismo y la indiferencia con respecto a la unicidad de la fe en Jesucristo. b. Contra el quinto mandamiento (“ No matarás”), por la horrorosa maquinaria del asesinato en masa de los niños no nacidos e incluso de recién nacidos, y del asesinato de los enfermos o personas mayores mediante la así llamada eutanasia. c. Contra el sexto mandamiento (“ No cometerás adulterio”), por la epidemia del divorcio, de la propaganda social y gubernamental de la inmoralidad sexual degradante tal como actos homosexuales y pornografía, y por la corrupción moral de niños inocentes a través de una educación sexual cruel y un adoctrinamiento con una teoría de género antinatural. d. Mediante actos de reparación por el pecado más grave y diabólico de nuestro tiempo, es decir, por los horrorosos sacrilegios, profanaciones y trivializaciones de nuestro Señor en el más sagrado sacramento, la Eucaristía.

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: