Oración

Dios todopoderoso y eterno, que consagraste los primeros trabajos de los apóstoles con la sangre de Santiago, haz que, por su martirio, sea fortalecida tu Iglesia y, por su patrocinio, Guatemala se mantenga fiel a Cristo hasta el final de los tiempos. Por nuestro Señor Jesucristo