Hombre y mujer los creó

“” “Dios es amor y vive en sí mismo un misterio de comunión personal de amor. Creándola a su imagen Dios inscribe en la humanidad del hombre y de la mujer la vocación, y consiguientemente la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión” (FC 11) “Dios creó el hombre a imagen suya; Sigue leyendo “Hombre y mujer los creó”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.La palabra del Señor permanece para siempre;pues esa es la palabra del Evangelio que se os anunció.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMt 13, 54-58. ¿No es el hijo del carpintero? Entonces, ¿de dónde saca todo eso?. Lectura del santo Evangelio según San Mateo. EN aquel tiempo, Jesús fue a su ciudad y se puso aSigue leyendo “Evangelio”

Adulterio

No cometerás adulterio» (Ex 20, 14; Dt 5, 17) «Habéis oído que se dijo: “No cometerás adulterio”. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón» (Mt 5, 27-28).

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Abre, Señor, nuestro corazón,para que aceptemos las palabras de tu Hijo.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMt 13, 47-53. Reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lectura del santo Evangelio según San Mateo. EN aquel tiempo, dijo Jesús al gentío:«El reino de los cielos se parece también a la red que echan enSigue leyendo “Evangelio”

Obras de misericordia espirituales

Consolar al tristeCorregir a quien se equivocaDar un buen consejo a quien lo necesitaEnseñar a quien no sabePerdonar a quien nos ofendeRezar por los vivos y los difuntosSufrir con paciencia los defectos del prójimo

Medios para alcanzar y conservar la virtud de la pureza

Confesión y comunión frecuentes: la confesión otorga las gracias sacramentales que nos ayudan a vencer la tentación; el contacto de nuestro cuerpo con el Santísimo cuerpo de nuestro Señor Jesucristo, es una magnífica ayuda para aplacar la concupiscencia.

El porque de las guerras

En la medida en que los hombres son pecadores, les amenaza y les amenazará hasta la venida de Cristo, el peligro de guerra; en la medida en que, unidos por la caridad, superan el pecado, se superan también las violencias hasta que se cumpla la palabra: “De sus espadas forjarán arados y de sus lanzasSigue leyendo “El porque de las guerras”