Házlo con el alma

Evangelio según san Mateo, 5: 38- 42 «Habéis oído que fue dicho: Ojo por ojo y diente por diente. Mas yo os digo que no resistáis al mal: antes, si alguno te hiriere en la mejilla derecha, preséntale también la otra; y a aquel que quiera ponerte pleito y tomarte la túnica, déjale también laSigue leyendo «Házlo con el alma»

Si Dios cuidara de nosotros, ¿podría existir el mal moral o el pecado?

Sí; porque Dios no es la causa. Al contrario, lo detesta y castiga; pero lo permite para dejar al hombre el uso de su libre albedrío y para sacar bien del mal. Dios no es la causa del mal moral: Dios nos dio la libertad, lo cual es un bien; el pecado es el abusoSigue leyendo «Si Dios cuidara de nosotros, ¿podría existir el mal moral o el pecado?»

Si Dios cuidara de nosotros. ¿Habría diferencia de condiciones? ¿Por qué hay ricos y pobres?

La desigualdad de condiciones proviene necesariamente de la desigualdad de aptitudes, de las cualidades físicas, intelectuales y morales de los hombres. Dios no debe a cada uno de nosotros más que los medios necesarios para conseguir nuestro fin, y no está obligado a dar a todos los mismos dones de fuerza, de inteligencia, etc. FueraSigue leyendo «Si Dios cuidara de nosotros. ¿Habría diferencia de condiciones? ¿Por qué hay ricos y pobres?»

Pidan perdón

“Que no se ofenda mas a Dios Nuestro Señor, que ya es muy ofendido” … es preciso que se enmienden; que pidan perdón de sus pecados” (Fátima)

El consentimiento

La noción del “consentimiento” se ha difundido ampliamente debido a que se considera la “gran solución”: si estamos de acuerdo con el consentir, todos nuestros problemas se resolverán… Es más, se espera que hasta un niño de 5 años discierna cuándo “una interacción física con otra persona puede ser adecuada y cuando no lo esSigue leyendo «El consentimiento»

Gravemente enfermos

Evangelio según san Mateo, 4: 23- 25 Y andaba Jesús rodeando toda la Galilea, enseñando en las Sinagogas de ellos, y predicando el Evangelio del reino. Y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y corrió su fama por toda la tierra, y le trajeron todos los que lo pasaban mal, poseídos deSigue leyendo «Gravemente enfermos»

obediens usque ad mortem

Obediente hasta la muerte(La terrible reparación de nuestra desobediencia) Por desobedecer, algunos ángeles se convirtieron en demonios: «La Escritura habla de un pecado de estos ángeles (2 Pe 2,4). Esta “caída” consiste en la elección libre de estos espíritus creados que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y su Reino. Encontramos un reflejo de estaSigue leyendo «obediens usque ad mortem»

Frutos de la oración

Nos saca del pecado es el primer fruto de la oración. Así decía santa Catalina de Siena: “o dejamos la oración o dejamos el pecado”. En este orden de ideas, “la oración restablece al hombre en la semejanza con Dios” (Catecismo, 2572) y transforma el corazón. (cf. Catecismo, 2739)

¿Que es la oración?

La oración es la elevación de la mente a Dios para alabarle y pedirle cosas convenientes a la eterna salvación Santo Tomás de Aquino -Es la elevación de la mente a Dios”: el que no advierte que ora por estar completamente distraído, en realidad no hace oración -Para alabarle”: es una de las finalidades másSigue leyendo «¿Que es la oración?»

El obelisco de la plaza vaticana de San Pedro

El obelisco fue recolocado el 10 de septiembre de 1586 en la famosa plaza vaticana por el Papa Sixto V El Obelisco Vaticano es uno de los trece obeliscos antiguos de Roma y está situado en la plaza de San Pedro. Realizado en granito rojo, tiene una altura de 25.3 metros y con el basamentoSigue leyendo «El obelisco de la plaza vaticana de San Pedro»