El argumento de la divinidad de Cristo

Todo el trilema de Lewis (“ loco, mentiroso o Dios”) no es más que una falacia pues se basa en su totalidad sobre el supuesto de que Jesucristo realmente existió, lo cual no puede ser corroborado independientemente de las fuentes cristianas. Luego, no se prueba la conclusión de la segunda vía. Respuesta: Evidentemente esta objeciónSigue leyendo «El argumento de la divinidad de Cristo»

Jesucristo es Dios

Esta es la hipótesis con mayor plausibilidad, coherencia, consistencia, capacidad heurística y poder explicativo dados los hechos conocidos en torno a la persona de Jesús. Ninguna de las otras dos hipótesis supera los criterios epistemológicos mencionados con tanta ventaja como la de la divinidad de Cristo. De ahí que C. S. Lewis, renombrado profesor deSigue leyendo «Jesucristo es Dios»

Jesús, un gran maestro?

“Jesús fue un gran maestro, tal como Buda, Sócrates, Confucio y Mahoma”. Y es que Jesús tiene una “pequeña” diferencia con todos ellos… ¡que afirmó ser Dios! En ese sentido, Él no puede ser meramente “un gran maestro de moralidad” sino que, dadas sus afirmaciones, solo puede ser mucho más (Dios) o mucho menos (unSigue leyendo «Jesús, un gran maestro?»

Las tres opciones sobre Cristo

“Eso nos deja tres posibilidades: que sea un loco, que sea un mentiroso o que sea Dios”. Acabamos de ver que Jesús afirmó -con sus palabras y obras- ser Dios. Esta afirmación nos deja dos posibilidades: o es verdadera o es falsa. Si la afirmación es verdadera, entonces Jesús es efectivamente Dios. Pero si esSigue leyendo «Las tres opciones sobre Cristo»

Clive Staples Lewis

Tal vez pocos lo sepan o perciban, pero la famosísima serie de libros infantiles “Las Crónicas de Narnia” tiene en realidad un trasfondo cristiano: representa la fantástica lucha entre el bien y el mal, en medio de la cual el creador de Narnia -el león Aslan- se inmola para salvar al mundo. Sin embargo, unosSigue leyendo «Clive Staples Lewis»

La justificación socio-cultural del relativismo moral.

De acuerdo con esta, los valores morales son relativos porque dependen de cada sociedad y cultura. Cada sociedad genera sus propios códigos morales y vive (o busca vivir) conforme a ellos. Así, mientras los mayas veían bien los sacrificios humanos, a nosotros nos parecen repugnantes; mientras a los hombres del medioevo les parecía el peorSigue leyendo «La justificación socio-cultural del relativismo moral.»