Solo a ti señor

Oh beatísima gracia, que al pobre de espíritu lo haces rico en virtudes, y al rico en muchos bienes vuelves humilde de corazón! Ven, desciende a mi, lléname luego de tu consolación, para que no desmaye mi alma de cansancio y sequedad de corazón.Suplícote, Señor, que halle gracia en tus ojos, pues me basta, aunqueSigue leyendo «Solo a ti señor»

¿Qué hacer para tener más fervor?

¡Oh! ¡Cuánto debe alentarnos este consolador ejemplo!¿Estáis distraídos en la Misa y no sentís ninguna devoción? Decid a Jesús: Sufro cruelmente por se tan distraído y suplico a Vuestro Divino Corazón se digne suplir a mi negligencia. Esta piadosa súplica no os impedirá recurrir a otro medios. He aquí algunos que solo dependen de vosotros.Sigue leyendo «¿Qué hacer para tener más fervor?»

Frutos concretos que la piedad debe producir

Todas estas consideraciones no tienen que ser una vacía y abstracta reminiscencia, sino que deben tender efectivamente a someter nuestros sentidos y sus facultades a la razón iluminada por la fe, a purificar el alma que se une cada día más íntimamente a Cristo, y cada vez más se conforma a El y por ElSigue leyendo «Frutos concretos que la piedad debe producir»

En el obscuro Medievo

En la pintura, una vez más, nos vemos obligados a citar las grandes obras que aun permanecen y que nos siguen asombrando, de las cuales no siempre han quedado los nombres de sus autores, pero toda iglesia europea de aquella época es testigo de lo que decimos. Sin embargo hay algunos nombres que permiten mostrarSigue leyendo «En el obscuro Medievo»

En el oscuro Medievo

la “Edad Media” construyó cosas tan horripilantes que incluso hasta el día de hoy existe gente que desea despilfarrar sus ahorros y masacrar sus sentidos con las catedrales góticas y románicas, los manuscritos iluminados, los frescos en las paredes de los claustros o iglesias, la poesía medieval, los cantares de gesta, los vitrales, las esculturasSigue leyendo «En el oscuro Medievo»

En la obscura Edad Media

La “Edad Media” construyó cosas tan horripilantes que incluso hasta el día de hoy existe gente que desea despilfarrar sus ahorros y masacrar sus sentidos con las catedrales góticas y románicas, los manuscritos iluminados, los frescos en las paredes de los claustros o iglesias, la poesía medieval, los cantares de gesta, los vitrales, las esculturasSigue leyendo «En la obscura Edad Media»

En la obscura Edad Media

La “Edad Media” construyó cosas tan horripilantes que incluso hasta el día de hoy existe gente que desea despilfarrar sus ahorros y masacrar sus sentidos con las catedrales góticas y románicas, los manuscritos iluminados, los frescos en las paredes de los claustros o iglesias, la poesía medieval, los cantares de gesta, los vitrales, las esculturasSigue leyendo «En la obscura Edad Media»

La obscura edad media

Es que la “Edad Media” construyó cosas tan horripilantes que incluso hasta el día de hoy existe gente que desea despilfarrar sus ahorros y masacrar sus sentidos con las catedrales góticas y románicas, los manuscritos iluminados, los frescos en las paredes de los claustros o iglesias, la poesía medieval, los cantares de gesta, los vitrales,Sigue leyendo «La obscura edad media»

En el obscuro Medievo

La basílica de Saint-Denis (san Dionisio) es una iglesia del Gótico Primitivo o Gótico Preclásico, célebre por ser la primera que se erigió en el estilo gótico, así como por ser el lugar de sepultura de la mayor parte de los reyes de Francia