EL PARADIGMA DE DESARROLLO SUSTENTABLE

Estas notas son el fruto de casi diez años de seguimiento de los documentos de las Nācįønės Vnįdas. Con un reducido, eficaz y sacrificado grupo de colaboradores, comprometidos sólo por su fidelidad al Evangelio de la Vida. Hemos clasificado y analizado3.103 documentos oficiales de la ØÑŪ y sus agencias, y 4.482 documentos elaborados por reparticionesSigue leyendo «EL PARADIGMA DE DESARROLLO SUSTENTABLE»

Ser humano

Debemos hacer hincapié en que la exigencia de promover y garantizar el respeto y la tutela de la vida humana y de su dignidad, en todas sus etapas existenciales, no es una opción cientifica O filosófica de carácter religioso, es decit, basada solamente en la moral cristiana. No se trata -como algunos intelectuales laicistas sostienenSigue leyendo «Ser humano»

Dignidad humana

La negación del principio filosófico de naturaleza humana es una constante y constituye uná verdadera divisoria de aguas entre aquellos que reconocen el respeto por la dignidad de la persona y de la vida humana -desde el mismo momento de la concepción- y aquellos que, en cambio, guiados sólo por el pragmatismo científico y comercial,Sigue leyendo «Dignidad humana»

La destrucción no es por el ser humano, sino por la crisis moral

«Se ha llegado a exaltar la libertad hasta el extremo de considerarla como un absoluto que seria la fuente de los valores.Se han atribuido a la conciencia individual las prerrogativas de una instancia suprema del juicio moral, que decide categórica e infaliblemente sobre el bien o el mal». Se concede «a la conciencia del individuoSigue leyendo «La destrucción no es por el ser humano, sino por la crisis moral»

El hombre y la naturaleza visible

El objetivo de los masones sionistas globalistas: Despoblar el mundo guiados por principios grabados en piedra desde 1979 El modo de concebir las relaciones hombre-naturaleza visible afecta al mismo concepto de persona y sus relaciones con los demás. Como veremos más adelante hay tres conceptos que están relacionados: la dignidad del hombre, la fecundidad humanaSigue leyendo «El hombre y la naturaleza visible»

El triste «pienso y luego existo»

Por desgracia el pensamiento occidental, con el desarrollo del racionalismo moderno, se ha ido alejando de esta enseñanza. El filósofo que ha formulado el principio <Cogito Ergo Sum>: <Pienso, luego existo, ha marcado también la moderna concepción del hombre con el carácter dualista que la distingue. Es propio del racionalismo contraponer de modo radical enSigue leyendo «El triste «pienso y luego existo»»

¿Hermana o madre tierra?

«El hombre parece, a veces, no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de su uso inmediato y consumo. En cambio era voluntad del Creador que el hombre se pusiera en contacto con la naturaleza comocomo <explotador ,dueño y custodio> inteligente y noble, y no destructor> sinSigue leyendo «¿Hermana o madre tierra?»

El hombre y la naturaleza

«(El hombre), es colocado en el jardín para cultivarlo y custodiarlo, por encima de todos los demás seres puestos por Dios bajo su dominio (Génesis, 1, 15 y ss). Pero al mismo tiempo el hombre debe someterse a la voluntad de Dios, que pone limites en el uso y dominio de las cosas (Génesis, 2,Sigue leyendo «El hombre y la naturaleza»

Cristianismo y naturaleza

Las ideas bíblicas del dominio del hombre sobre el mundo no autorizan en ningún momento la explotación indiscriminada de los recursos naturales. Podría decirse que, por el contrario, la crisis ecológica proviene de la incapacidad del ser humano de reconocer las limitaciones que le impone su condición de administrador,no del dueño de la Creación «.Sigue leyendo «Cristianismo y naturaleza»

La destrucción de la naturaleza inicia por estos dos ideologos «Atravesar las dos columnas…»

La explotación económico industrial de la tierra, tal y como hoy la entendemos, que ha provocado la crisis ecológica, es fruto más de Francis Bacon y Descartes, que de la tradición biblica. Descartes, concibe un mundo mecánico lleno de materia inanimada y sujeto a pautas predecibles y matemáticamente determinadas, que cualquier mente analítica podra discernirSigue leyendo «La destrucción de la naturaleza inicia por estos dos ideologos «Atravesar las dos columnas…»»