La Gracia y Amistad con Dios

La Gracia y Amistad con Dios ¡Oh Señor, cuánta necesidad tengo de tu gracia, de tu ayuda, para animarme a comenzar las buenas obras y ser capaz de continuarlas y terminarlas debidamente! Nada puedo hacer sin tu gracia, sin tu ayuda. Pero con tu Gracia y favor todo lo puedo, «Sin mí nada podéis hacer»,Sigue leyendo «La Gracia y Amistad con Dios»

Consejos para realizar una oración de intimidad

Es muy útil, al momento de tener una “oración de intimidad con el Señor” valerse de un método que facilite el desarrollo de la misma. Sin embargo, es importante entender que el método está al servicio de la oración y no la oración al servicio del método. Así pues, si en algún punto de laSigue leyendo «Consejos para realizar una oración de intimidad»

La oración contemplativa

La oración contemplativa es la expresión sencilla del misterio de la oración. Es una mirada de fe, fijada en Jesús, una escucha de la Palabra de Dios, un silencioso amor. Realiza la unión con la oración de Cristo en la medida en que nos hace participar de su misterio. La contemplación busca al “amado deSigue leyendo «La oración contemplativa»

Expresiones de la oración

La oración es la vida del corazón nuevo. Debe animarnos en todo momento. Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar. Pero no se puede orar «en todo tiempo» si no se ora, con particular dedicación, en algunos momentos: son los tiempos fuertes de la oración cristiana, en intensidad y en duración.Sigue leyendo «Expresiones de la oración»

Jesús ora también ante los momentos decisivos que van a comprometer la misión de sus apóstoles

Antes de elegir y de llamar a los Doce (cf. Lc 6, 12). Antes de que Pedro lo confiese como “el Cristo de Dios” (Lc 9, 18-20). Y para que la fe del príncipe de los apóstoles no desfallezca ante la tentación (cf. Lc 22, 32). La oración de Jesús ante los acontecimientos de salvaciónSigue leyendo «Jesús ora también ante los momentos decisivos que van a comprometer la misión de sus apóstoles»

La contemplación

es silencio, este “símbolo del mundo venidero” (San Isaac de Nínive, Tractatus mystici, 66) o “amor silencioso” (San Juan de la Cruz, Carta, 6). Las palabras en la oración contemplativa no son discursos sino ramillas que alimentan el fuego del amor. En este silencio, insoportable para el hombre “exterior”, el Padre nos da a conocerSigue leyendo «La contemplación»

La oración contemplativa

es mirada de fe, fijada en Jesús “Yo le miro y él me mira”, decía a su santo cura un campesino de Ars que oraba ante el Sagrario (cf F. Trochu, Le Curé d’Ars Saint Jean-Marie Vianney). Esta atención a Él es renuncia a “mí”. Su mirada purifica el corazón. La luz de la miradaSigue leyendo «La oración contemplativa»

Oración contemplativa

es la expresión más sencilla del misterio de la oración. Es un don, una gracia; no puede ser acogida más que en la humildad y en la pobreza. La oración contemplativa es una relación de alianza establecida por Dios en el fondo de nuestro ser (cf Jr 31, 33). Es comunión: en ella, la SantísimaSigue leyendo «Oración contemplativa»

La oración contemplativa

es la oración del hijo de Dios, del pecador perdonado que consiente en acoger el amor con el que es amado y que quiere responder a él amando más todavía (cf Lc 7, 36-50; 19, 1-10). Pero sabe que su amor, a su vez, es el que el Espíritu derrama en su corazón, porque todoSigue leyendo «La oración contemplativa»