Respuestas a pretendidos errores en el Nuevo Testamento Otra línea de crítica que han esgrimido varios apologistas judios es aducir que el Nuevo Testamento contiene errores respecto del Antiguo

En primer lugar, tenemos el pasaje de Mateo 2: 23 donde dice que Jesús sería llamado «el nazareno» para que «se cumpla lo dicho por lo profetas». Sin embargo, no hay ninguna profecía del Antiguo Testamento que diga eso. No obstante, la clave es que Mateo no dice «lo escrito por el profeta» sino loSigue leyendo «Respuestas a pretendidos errores en el Nuevo Testamento Otra línea de crítica que han esgrimido varios apologistas judios es aducir que el Nuevo Testamento contiene errores respecto del Antiguo»

Sobre la huida a Egipto

se cuestiona también el episodio de la huida a Egipto. En Mateo 2: 13-23 se narra que poco después del nacimiento de Jesús su familia huyó a Egipto para que Herodes no lo matara y luego fueron a Nazareth. En cambio, en Lucas 2: 21- 39 se narra que la familia fue a Jerusalén ySigue leyendo «Sobre la huida a Egipto»

La posibilidad de un «Mesías divino» en el Judaísmo

es la correspondiente al «ángel del Señor», al cual puede conceptuarse como una manifestación pre- encarnada de Jesús, una «Cristofanía». Un buen ejemplo de esto lo encontramos en el libro de Éxodo donde . . Señor se le apareció se nos dice directamente que «el ángel del Señor se le apareció (a en una llamaSigue leyendo «La posibilidad de un «Mesías divino» en el Judaísmo»

Diluvio de agua y sangre

El reino especial de Dios Padre duró hasta el diluvio y terminó con un diluvio de agua. El reino de Jesucristo terminó con un diluvio de sangre. Pero tu reino, Espíritu del Padre y del Hijo, continúa actualmente, y terminará con un diluvio de fuego, de amor y de justicia 1 Jn 5,8; Manuscrito RentySigue leyendo «Diluvio de agua y sangre»

Análisis crítico del Judaísmo

La profecía de Daniel sobre las setenta semanas Como es sabido, el Cristianismo es en cierto modo una “continuación” del Judaísmo hasta el punto que se habla en ocasiones de una “tradición judeo- cristiana”. No obstante, tanto Cristianismo como Judaísmo siguen siendo distintos y, por tanto, tiene que haber al menos un punto de divergenciaSigue leyendo «Análisis crítico del Judaísmo»

Te pido Señor

Hijos: Esclavos de tu amor y de tu voluntad; hombres según tu corazón, que sin voluntad propia que los manche y los detenga, cumplan todos tus designios y arrollen a todos tus enemigos, como nuevos Davides, con el báculo de la cruz y la honda del santo rosario en las manos 1 Re 17,40Sal 22,4SanSigue leyendo «Te pido Señor»

Errores de la Teología de la Liberación

Las múltiples angustias y miserias experimentadas por el hombre fiel al Dios de la Alianza proporcionan el tema a varios salmos: lamentos, llamadas de socorro, acciones de gracias hacen mención de la salvación religiosa y de la liberación. En este contexto, la angustia no se identifica pura y simplemente con una condición social de miseriaSigue leyendo «Errores de la Teología de la Liberación»

Las « teologías de la liberación »

tienen en cuenta ampliamente la narración del Éxodo. En efecto, éste constituye el acontecimiento fundamental en la formación del pueblo elegido. Es la liberación de la dominación extranjera y de la esclavitud. Se considera que la significación específica del acontecimiento le viene de su finalidad, pues esta liberación está ordenada a la fundación del puebloSigue leyendo «Las « teologías de la liberación »»

Santo Sacrificio de la Misa y el Reino de Dios

Con las invocaciones a la alianza, Jesús califica la Última Cena como una comida de renovación de la alianza, al igual que la Pascua era la comida en la que se renovaba la alianza de Dios con Moisés. Cuando los cristianos toman el cáliz eucarístico, reafirman su lugar dentro de la alianza; en la renovadaSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa y el Reino de Dios»

Antigua y Nueva Alianza

En el Evangelio de Lucas, Jesús se refiere al cáliz eucarístico como la «Nueva Alianza en mi Sangre» (22,20). Evoca las palabras de Moisés en Éxodo 24, 6-8: «Esta es la sangre de la alianza»; pero Cristo las combina con el oráculo de Jeremías -muy posterior a aquellas- referido a la promesa divina: Mirad queSigue leyendo «Antigua y Nueva Alianza»