Eucarístia

Jesús enseñó que la Eucaristía estaba prefigurada en el manáEvangelio según San Juan 6:49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; 6:50  este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. 6:51  Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá paraSigue leyendo “Eucarístia”

Vanidad

Vanidad de vanidades vivir aspirando a honores y a a ser elevados a las altas posiciones (el que se enorgullece será humillado), Vanidad de vanidades dejarse arrastrar por las pasiones carnales, buscando placeres por los cuales después se recibirán castigos.Quien sigue los deseos de la carne sólo cosecha corrupcionesVanidad de vanidades preocuparse más porque laSigue leyendo “Vanidad”

Concupiscencia

San Juan distingue tres especies de codicia o concupiscencia: la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la soberbia de la vida (cf 1 Jn 2, 16 [Vulgata]). Siguiendo la tradición catequética católica, el noveno mandamiento prohíbe la concupiscencia de la carne; el décimo prohíbe la codicia del bien ajeno En sentidoSigue leyendo “Concupiscencia”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Tomad mi yugo sobre vosotros —dice el Señor—,y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOLc 14, 1. 7-11. Todo el que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido. Lectura del santo Evangelio según san Lucas. UN sábado, entró Jesús en casa deSigue leyendo “Evangelio”

Re Cordis

Recuerda que Nuesro Señor se ofrece Él mismo por tí, colocándose como Mediador entre tu debilidad y la justicia divina, deteniendo el castigo a que te haces acreedor diariamente por tus pecados.Si recuerdas esto con frecuencia acudirías al Santo SacrificioSuspirarías por tener la dicha de participar en este Beneficio.Cúan devotamente asistirías y cómo sufrirías siSigue leyendo “Re Cordis”

Un pan Sagrado

(comparación del antiguo y nuevo testamento)Levítico 24:9 Será para Aarón y sus hijos, y lo comerán en lugar sagrado; porque es cosa sacratísima, tomada de los manjares que se abrasan para Yahvé. Es decreto perpetuo.»Evangelio según San Juan 6:35 Les dijo Jesús: «Yo soy el pan de vida. El que venga a mí, no tendráSigue leyendo “Un pan Sagrado”

Riquezas

Vanidad de vanidades dedicarse a buscar riquezas que se acaban (que el moho las corroe y los ladrones las roban) sabiendo que no podemos servir al mismo tiempo a Dios y a las riquezas.Que difícil es que los que se apegan a las riquezas entren en el reino de DiosEs más fácil que un camelloSigue leyendo “Riquezas”

Filosofía, luego la Teología

Colocado ya así este cimiento de la filosofía, constrúyase con gran diligencia el edificio teológico.Promoved, venerables hermanos, con todas vuestras fuerzas el estudio de la teología, para que los clérigos salgan de los seminarios llenos de una gran estima y amor a ella y que la tengan siempre por su estudio favorito. Pues «en laSigue leyendo “Filosofía, luego la Teología”

Muerte y juicio

“Preguntadle a ese obrero que se dirige a su trabajo: –¿A dónde vas? – Os dirá: ¿Yo?, a trabajar. –¿Y para qué quieres trabajar? –Pues para ganar un jornal. –Y el jornal, ¿para qué lo quieres? –Pues para comer. –¿Y para qué quieres comer? –Pues…, ¡para vivir! –¿Y para qué quieres vivir? Se quedará estupefactoSigue leyendo “Muerte y juicio”