Los Símbolos

Los primeros cristianos vivían en medio de una sociedad mayoritariamente pagana y hostil. Desde la persecución de Nerón (64 después de Cristo) se consideraba que su religión era “una superstición extraña e ilegal”. Los paganos desconfiaban de los cristianos y se mantenían a distancia, sospechaban de ellos y los acusaban de los peores delitos. LosSigue leyendo “Los Símbolos”

La Alianza de Dios con David y ¿que tiene que ver con Jesús?

La monarquía davídica se fundó sobre una alianza divina. La alianza de Dios con David, tal y como está descrita en el oráculo de Natán (2 Samuel 7, 9-16), proporciona todo el contenido de la descripción angélica de Jesús en Lucas 1, 32-33. Más tarde, Jesús asocia su dignidad real con una “Nueva Alianza” (LucasSigue leyendo “La Alianza de Dios con David y ¿que tiene que ver con Jesús?”

Temor de Dios

pesar de todo, la seguridad de los santos ha estado siempre llena del temor del Señor. No por tener grandes y por recibir inmensas gracias fueron menos precavidos, cuidadosos y humildes a sus propios ojosLa seguridad de los manos viene de su orgullo y presunción, y acaba de ser una simple ilusiónNunca esperes seguridad completaSigue leyendo “Temor de Dios”

Familia de Santa Teresa de Lisieux

Siete años han pasado desde que la florecilla echó raíces en el jardín del Esposo de las vírgenes, y ahora tres lirios -contándola a ella- cimbrean allí sus corolas perfumadas; un poco más otro lirio se está abriendo bajo la mirada de Jesús. Y los dos tallos benditos de los que brotaron estas flores estánSigue leyendo “Familia de Santa Teresa de Lisieux”

La oración a Jesús

La oración de la Iglesia, alimentada por la palabra de Dios y por la celebración de la liturgia, nos enseña a orar al Señor Jesús. Aunque esté dirigida sobre todo al Padre, en todas las tradiciones litúrgicas incluye formas de oración dirigidas a Cristo. Algunos salmos, según su actualización en la Oración de la Iglesia,Sigue leyendo “La oración a Jesús”

Dios se abajó

Comprendí también que el amor de Nuestro Señor se revela lo mismo en el alma más sencilla que no opone resistencia alguna a su gracias, que en el alma más sublime. Y es que, siendo propio del amor el abajarse, si todas las almas se parecieran a las de los santos doctores que han iluminadoSigue leyendo “Dios se abajó”

Paz

Oh, !Qué profunda paz gozaría y qué gran tranquilidad tuviera, quien alejara de sí toda preocupación mundana y material y se dedicara a pensar en los bienes divinos y en la salvación, y pusiera su esperanza solamente en Dios!Imitación de Cristo (Tomás de Kempis)