El Purgatorio

Es la “prisión” de los espíritus donde, segun San Pedro, Jesús se dirigió primero a anunciar la salvación (1 Pedro 3, 19-20). Los judíos lo llamaron Sheol. El nuevo testamento griego lo llama Hades (como distinto de la Gehenna, el lugar del fuego infernal), los católicos le llamamos purgatorio. Los primeros cristianos conocían eso. SiSigue leyendo “El Purgatorio”

La fe en las palabras de Jesús

En la misa, Jesús predica su Evangelio por boca del sacerdote y de esta enseñanza podemos sacar bienes inmensos. Hace milagros cambiando el vino en su Sangre Divina; prodigio, infinitamente más grande, que el de Caná. Transubstancia, como en la cena, el pan en su Cuerpo verdadero. Después de la consagración, lo vemos elevarse entreSigue leyendo “La fe en las palabras de Jesús”

Afectos desordenados

Mas cuando consiguen lo que querían, luego enseguida les remuerde la conciencia, porque se dejaron arrastrar por sus pasiones y perdieron batallas que deberían haber ganado, y lo que consiguieron no les ayuda en nada para alcanzar la paz que desean tener.De manera que la paz verdadera del alma no se consigue cediendo a lasSigue leyendo “Afectos desordenados”

Presencia real de Cristo en el Altar

También el admirable misterio de la presencia real del Señor bajo las especies eucarísticas, confirmado por el Concilio Vaticano II[6] y por otros documentos del Magisterio de la Iglesia[7], en el mismo sentido y con la misma autoridad con los cuales el Concilio de Trento lo había declarado materia de fe,[8] es manifestado en laSigue leyendo “Presencia real de Cristo en el Altar”

El Salterio

es el libro en el que la Palabra de Dios se convierte en oración del hombre. En los demás libros del Antiguo Testamento “las palabras proclaman las obras” de Dios por los hombres “y explican su misterio” (DV 2). En el Salterio, las palabras del salmista expresan, proclamándolas ante Dios, las obras de salvación. ElSigue leyendo “El Salterio”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya. El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros;a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 1,1-18. El Verbo se hizo carne. Comienzo del santo evangelio según san Juan. EN el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y elSigue leyendo “Evangelio”

El Purgatorio en la fe de nuestros hermanos Judíos

Hay un estadio intermedio entre la tierra y el cielo. Los israelitas lo llaman el Sheol, morada de los muertos. Y los Judíos contemporáneos a Jesús creían fervientemente que las almas de quienes habían sido fieles a Dios serían “liberadas… de las profundidades del Sheol” Salmo 86, 13. Los judíos piadosos, de entonces y deSigue leyendo “El Purgatorio en la fe de nuestros hermanos Judíos”

Sobre el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en el Altar

Los que adoran al Salvador es ese estado, ejercen una virtud más grande que la de los pastores; porque estos vieron en realidad la Humanidad de nuestro Señor y creyeron en su Divinidad, muestras que nosotros solo tenemos ante nuestros ojos las apariencias del pan, y a pesar de esto, creemos firmemente en la presenciaSigue leyendo “Sobre el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en el Altar”