La ha inventado Él

SÍ SÍ NO NO La liturgia, el culto a Dios, es una realidad tan grande que para encontrar su origen nos debemos remontar a Dios. En la contemplación de su infinita perfección, Dios se alaba y se glorifica sin fin, amándose con un amor eterno. Solo Dios puede darse en plenitud culto a Sí mismo. SoloSigue leyendo “La ha inventado Él”

El segundo mandamiento

Confesar los pecados mortales al menos una vez al añoasegura la preparación a la Eucaristía mediante la recepción del sacramento de la Reconciliación, que continúa la obra de conversión y de perdón del Bautismo (cf CIC can 989; CCEO can 719).