QUE NO SE DEBE EVITAR UN PECADO CON OTRO PECADO

¿Qué error tan craso es el que se apodera de nuestra imaginación cuando llega a persuadir al hombre se mate a sí mismo, ya sea porque su enemigo pecó contra él, o porque no peque cuando no se atreve a matar al mismo enemigo que peca o ha de pecar? Dirán que se debe temerSigue leyendo “QUE NO SE DEBE EVITAR UN PECADO CON OTRO PECADO”

Santa Catalina de Siena

sentía una tan grande impaciencia de morir, que casi perdía la razón. Llamaba a la muerte con palabras tiernas y amorosas, invitándola a no retardar más su venida. En cierta ocasión el Señor le permitió un profundo éxtasis, en el que experimentó el Cielo por unos instantes, y después de volver en sí lloró amargamenteSigue leyendo “Santa Catalina de Siena”