El cuerpo del hombre

participa de la dignidad de la “imagen de Dios”: es cuerpo humano precisamente porque está animado por el alma espiritual, y es toda la persona humana la que está destinada a ser, en el Cuerpo de Cristo, el templo del Espíritu (cf. 1 Cor 6,19-20; 15,44-45).» (Catecismo, 364). En el cuerpo se encuentran las facultadesSigue leyendo “El cuerpo del hombre”

Eutanasia

Se entiende por eutanasia “la intervención intencionalmente programada para interrumpir de manera directa y primaria una vida, cuando esta se encuentra en condiciones particulares de sufrimiento o de incurabilidad o de proximidad a la muerte.”[5] Hay que decir que los promotores de la eutanasia tienen una concepción de la persona humana desprovista de carácter trascendente,Sigue leyendo “Eutanasia”

Las tres causales del aborto

1) Violación (aborto Sentimental o psicológico): No es justo que pague un inocente por un culpable. Hijo de un violador y de una mamá asesina. Nunca la suma de dos males va a producir un bien. No podemos abrir la brecha de que algunos sentimientos puedan acabar con la vida, pues esta es inviolable. NoSigue leyendo “Las tres causales del aborto”

Aborto

Expulsión del seno materno, casual o intencionada, de la vida en gestación, originándole la muerte. Para hablar del aborto tenemos que partir de afirmar que la vida humana comienza en el instante mismo de la concepción. El Dr. Jerónimo Lejeune, afirma al respecto : “esta primera célula, resultado de la concepción, ya es un serSigue leyendo “Aborto”

La libre interpretación

El Espíritu Santo no puede revelar a una secta una verdad y a otra decirle algo diferente; no puede decir a unos que María fue siempre virgen y a otros que no lo fue; no puede decir a unos que se deben bautizar de pequeños y a otros que el bautismo solo es para losSigue leyendo “La libre interpretación”

El trasplante de órganos

es conforme a la ley moral si los daños y los riesgos físicos y psíquicos que padece el donante son proporcionados al bien que se busca para el destinatario. La donación de órganos después de la muerte es un acto noble y meritorio, que debe ser alentado como manifestación de solidaridad generosa. Es moralmente inadmisibleSigue leyendo “El trasplante de órganos”