Categoría: 2) Confesar los pecados mortales al menos una vez al año

Corazón puro

Ruégale al Señor que te conceda fervor de corazón y arrepentimiento. Oh Señor, crea en mí un corazón puro, y no separes de mí tu Santo Espíritu (Salmo 50)

La Alianza de Dios con David y ¿que tiene que ver con Jesús?


La casa de David estaba inextricablemente vinculada a Jerusalén. Las escenas cruciales del ministerio de Jesús ocurren en Jerusalén: su proceso, su pasión y muerte. El Evangelio deja claro que la palabra de Dios se extendería “desde Jerusalén” hasta los confines de la tierra
Lucas24:46 y les dijo: «Así está escrito: que el Cristo debía padecer y resucitar de entre los muertos al tercer día24:47 y que se predicaría en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén.
La fe es razonable (Scott Hahn)

La sangre de Cristo


Si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la aspersión de agua mezclada con las cenizas de una ternera, santifica a los que han sido manchados, dándoles una pureza exterior, ¿con cuánta más razón purificará la Sangre de Cristo nuestra conciencia de las manchas que hemos contraído por nuestros pecados, haciéndonos capaces de rendir un culto más perfecto al Dios vivo?
Explicación de la Santa Misa (R Padre Martin de Cochem)

La viga de mi ojo

Ante todo ten los ojos puestos en ti mismo, aconsejandote más a ti mismo que aconsejando a las personas que amas
Imitación de Cristo (Tomás de Kempis)

Acción de gracias por la Eucaristía

Honor y Alabanzas os sean dados, dulcísimo Jesús, por el inmenso amor que os hace bajar del cielo en cada Misa, donde el pan y el vino se convierten en vuestro Cuerpo y vuestra Sangre, os ocultaís bajo estas viles apariencias, desarmáis la cólera de vuestro Padre, y obteneis la remisión de las penas que hemos merecido.. Tiernamente os damos gracias por este beneficio inestimables; os alabamos, os bendecimos, os glorificamos con toda nuestra alma. Suplicamos a las potestades del Cielo suplan la insuficiencia de nuestras acciones de gracias. Oh Jesús, dignaos abrir los ojos de nuestro espíritu, para que adelantando cada día en el conocimiento de los grandes misterios del Santo Sacrificio, podamos honrarle dignamente y aplicarle por nuestra salvación.

Invoquemos al Espíritu Santo

Invoquemos al Espíritu Santo
Romanos
8:12 Así que, hermanos míos, no somos deudores de la carne para vivir según la carne,8:13 pues, si vivís según la carne, moriréis. Pero si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo, viviréis.

Cordero de Dios

He ahí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1, 29)

Venceremos gracias a la Sangre del Cordero, según explica Apocalipsis 12

«Ahora ya ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios y la potestad de su Cristo, porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.12:11 Ellos lo vencieron gracias a la sangre del Cordero y a la palabra de testimonio que dieron, porque despreciaron su vida ante la muerte.12:12 Por eso, regocijaos, cielos y los que en ellos habitáis. ¡Ay de la tierra y del mar! porque el diablo ha bajado a vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo.»

St.Paul Cathedral, Munster, Germany, AD 1946, Misa durante la guerra.

Tentaciones


I Corintios

10:13 … Y fiel es Dios que no permitirá seáis tentados sobre vuestras fuerzas. Antes bien, con la tentación, os dará modo de poderla resistir con éxito

Santiago 1

1:1 Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, saluda a las doce tribus de la Dispersión.1:2 Considerad como un gran gozo, hermanos míos, cuando estéis rodeados por toda clase de pruebas,1:3 sabiendo que la calidad probada de vuestra fe produce paciencia;1:4 pero la paciencia ha de culminar en una obra perfecta para que seáis perfectos e íntegros, sin que dejéis nada que desear.1:5 Si alguno de vosotros carece de sabiduría, que la pida a Dios, que da a todos generosamente y sin echarlo en cara, y se la dará.1:6 Pero que la pida con fe, sin vacilar; porque el que vacila es semejante al oleaje del mar, agitado por el viento y zarandeado de una a otra parte1:7 Que no piense recibir cosa alguna del Señor un hombre como éste,1:8 un hombre irresoluto e inconstante en todos sus caminos.1:9 Que el hermano de condición humilde se gloríe en su exaltación;1:10 y el rico, en su humillación, porque pasará como flor de hierba:1:11 sale el sol con fuerza y seca la hierba y su flor cae y se pierde su hermosa apariencia; así también el rico se marchitará en sus proyectos.1:12 ¡Feliz el hombre que soporta la prueba! Porque, superada la prueba, recibirá la corona de la vida que ha prometido el Señor a los que le aman.1:13 Ninguno, cuando sea probado, diga: «Es Dios quien me prueba»; porque Dios ni es probado por el mal ni prueba a nadie.1:14 Sino que cada uno es probado, arrastrado y seducido por su propia concupiscencia.1:15 Después la concupiscencia, cuando ha concebido, da a luz al pecado; y el pecado, una vez consumado, engendra muerte.1:16 No os engañéis, hermanos míos queridos:1:17 toda dádiva buena y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni fase de sombra.1:18 Nos engendró por su propia voluntad, con palabra de verdad, para que fuésemos como las primicias de sus criaturas.1:19 Tenedlo presente, hermanos míos queridos: Que cada uno sea diligente para escuchar y tardo para hablar, tardo para la ira.1:20 Porque la ira del hombre no realiza la justicia de Dios.1:21 Por eso, desechad toda inmundicia y abundancia de mal y recibid con docilidad la palabra sembrada en vosotros, que es capaz de salvar vuestras vidas.1:22 Poned por obra la palabra y no os contentéis sólo con oírla, engañándoos a vosotros mismos.1:23 Porque si alguno se contenta con oír la palabra sin ponerla por obra, ése se parece al que contemplaba sus rasgos fisionómicos en un espejo:1:24 efectivamente, se contempló, se dio media vuelta y al punto se olvidó de cómo era.1:25 En cambio el que considera atentamente la Ley perfecta de la libertad y se mantiene firme, no como oyente olvidadizo sino como cumplidor de ella, ése, practicándola, será feliz.1:26 Si alguno se cree religioso, pero no pone freno a su lengua, sino que engaña a su propio corazón, su religión es vana1:27 La religión pura e intachable ante Dios Padre es ésta: visitar huérfanos y viudas en su tribulación y conservarse incontaminado del mundo

Tentación de San Antonio Abad 1543 – 1550. San Antonio es tentado por el Diablo, transformado en una mujer desnuda y al que acompaña una bruja. El fondo con la ciudad en llamas, así como los monstruos y demás elementos, están tomados del Bosco (h. 1450-1516)

Afectos desordenados

Mas cuando consiguen lo que querían, luego enseguida les remuerde la conciencia, porque se dejaron arrastrar por sus pasiones y perdieron batallas que deberían haber ganado, y lo que consiguieron no les ayuda en nada para alcanzar la paz que desean tener.De manera que la paz verdadera del alma no se consigue cediendo a las pasiones e inclinaciones sensuales, sino resistiendolas y llevandoles la contraria

Por eso nunca está en paz la persona que se deja dominar por sus inclinaciones carnales, ni tampoco el alma de aquellos que se dictan solamente a las obras exteriores. Pero si goza de gran paz quien es fervoroso y espiritual

Dios bendice a sus amigos con su Paz (salmo 28) Mucha paz tienen los que cumplen la paz de Dios (Salmo 118), El afecto de la santidad es la Paz (Isaías 32) !Ah, si conocieras qué es lo que te traerá la paz ( Lucas 19,42)Imitación de Cristo (Tomás de Kempis)

El Purgatorio en la fe de nuestros hermanos Judíos

Hay un estadio intermedio entre la tierra y el cielo. Los israelitas lo llaman el Sheol, morada de los muertos. Y los Judíos contemporáneos a Jesús creían fervientemente que las almas de quienes habían sido fieles a Dios serían “liberadas… de las profundidades del Sheol” Salmo 86, 13. Los judíos piadosos, de entonces y de ahora, consideran una obligación recitar oraciones (la Kaddish) por los familiares fallecidos, y también ofrecer sacrificios. Sirve como muestra este relato, sobre las secuelas de una batalla, de algo más de un siglo y medio antes del nacimiento de Jesucristo

12:39 Al día siguiente, fueron en busca de Judas (cuando se hacía ya necesario) para recoger los cadáveres de los que habían caído y depositarlos con sus parientes en los sepulcros de sus padres.
12:40 Entonces encontraron bajo las túnicas de cada uno de los muertos objetos consagrados a los ídolos de Yamnia, que la Ley prohíbe a los judíos. Fue entonces evidente para todos por qué motivo habían sucumbido aquellos hombres.
12:41 Bendijeron, pues, todos las obras del Señor, juez justo, que manifiesta las cosas ocultas,
12:42 y pasaron a la súplica, rogando que quedara completamente borrado el pecado cometido. El valeroso Judas recomendó a la multitud que se mantuvieran limpios de pecado, a la vista de lo sucedido por el pecado de los que habían sucumbido.
12:43 Después de haber reunido entre sus hombres cerca de dos mil dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy hermosa y noblemente, pensando en la resurrección
12:44 Pues de no esperar que los soldados caídos resucitarían, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos;
12:45 mas, si consideraba que una magnífica recompensa está reservada a los que duermen piadosamente, era un pensamiento santo y piadoso

II Macabeos 12, 39-45

La fe es razonable (Scott Hahn)