La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza le teme a las humillaciones y los desprecios; la gracia goza de «sufrir afrentas por el nombre de Jesús» (Hechos de los Apóstoles 5, 41) A la naturaleza le gusta la ociosidad y el descanso corporal; la gracia no puede estar ociosa, y con gusto se dedica al trabajo La naturaleza procura tenerSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

Gravemente enfermos

Evangelio según san Mateo, 4: 23- 25 Y andaba Jesús rodeando toda la Galilea, enseñando en las Sinagogas de ellos, y predicando el Evangelio del reino. Y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y corrió su fama por toda la tierra, y le trajeron todos los que lo pasaban mal, poseídos deSigue leyendo «Gravemente enfermos»

El odio es algo terrible

Quien odia pierde la gracia de Dios haciéndose semejante a satanás, padre del odio. Es como quien se toma un veneno esperando que se muera la persona a la que odia… ¡es el que odia el que se envenena! El que odia es semejante a una persona que toma un carbón encendido en la mano,Sigue leyendo «El odio es algo terrible»

Santo Rosario

#mientrasdormías #alguienpedía #porti #santorosario #santisimorosario #rosario #rozas #oraciones #cristiano #cristianismo #monje #comunión #santos #comuniondelossantos #iglesia #iglesiamilitante #purgatorio #iglesiapurgante #triunfante #iglesiatriunfante #monje #anoche #adoradoresnocturnos #adorador #nocturno

Daños de la tibieza

Debilitamiento progresivo de la voluntad: he aquí uno de los principales daños de la tibieza. Una vez se detecta se hacen esfuerzos vanos e inútiles por salir de ella, pues no se emprende con verdadera decisión un camino hacia la recuperación del fuego del amor

Influencia ordinaria

La tentación: La tentación es la incitación al pecado, y es precisamente allá donde el demonio quiere conducir las almas para que se pierdan. Las tentaciones demoníacas se caracterizan porque llegan de repente, son muy intensas y se van como llegan, es decir, son fugaces. “Como general competente que asedia un fortín, estudia el demonioSigue leyendo «Influencia ordinaria»

Sola fides»: Sólo la fe

Se dice que la salvación viene por la fe y no por las obras. En esto la Iglesia ha sido clara: la salvación viene de Dios por el sacrificio de su Hijo Jesucristo en la cruz y es dada al hombre por fe, aún sin merecerlo; pero esta fe si es sincera se transforma enSigue leyendo «Sola fides»: Sólo la fe»

Obras

¿Por qué dejar para mañana el cumplir tus buenos propósitos? Ánimo. Levántate ahora mismo de tu pereza y empieza ya enseguida diciendo: «Este es el tiempo de trabajar, éste es el tiempo de luchar, éste es el tiempo oportuno para enmendarme»Imitación de Cristo. Tomás de Kempis

La formación cristiana

los Cristianos tenemos el deber de formarnos y conocer a fondo nuestra fe, pues como nos lo dijo nuestro primer Papa, el apóstol San Pedro: estad “siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza” (1 Pe 3,15)

Amor a la soledad y al silencio

Busca tiempo oportuno para ocuparte de ti mismo, y con frecuencia recuerda y piensa en los beneficios de Dios Deja las lecturas inútiles de mera curiosidad. Lee tales cosas que e sirvan más para arrepentirte que para divertirte, que te sirvan más para conversión que para distracción. Si te abstienes de andar hablando de cosasSigue leyendo «Amor a la soledad y al silencio»